viernes, 2 de mayo de 2014

Un bolígrafo con los ojos saltones





Estoy que no quepo en mi de gozo. Otra colega que se suma como colaboradora del blog. Se trata de Marta, una matrona asturiana que nos manda unas joyas espectaculares. Hoy comenzamos con este Boli que te deja con los ojos fuera de las órbitas al ver como proyecta su mirada si le aprietas las orejas. Lo que llega a hacer el hierro. Un pichigüili candidato a un oscar en efectos especiales

Lab Tedec

1 comentario:

Iñaki Sánchez Amezua dijo...

jajajajaja.

Consuélate, amigo, por lo menos te servirá para explicar al paciente con hipertiroidismo la importancia de un buen control.